Prmera Parte: Normandía: Visitando los lugares del Día D (I)

Segunda Parte: Normandía: Visitando los lugares del Día D (II)

7.- Cementerio Alemán de La Cambe

Del pequeño pueblo de La Cambe junto al que se encuentra, toma el nombre el mayor de los cementerios alemanes de guerra en Normandía. Hasta 21.222 soldados alemanes caídos entre junio y agosto de 1944 descansan en las casi 7 hectáreas que ocupa. Apenas un par de días después del desembarco se empezaron a enterrar en este lugar fallecidos de ambos bandos. Al acabar la guerra los restos de los soldados estadounidenses fueron repatriados o trasladados al Cementerio Americano junto a Omaha Beach.

P1040670

Los cuerpos de los soldados alemanes fallecidos se hallaban esparcidos por toda Normandía en la ruta de avance de las tropas aliadas, por lo que al final de la contienda el gobierno alemán decidió reagruparlos en 6 cementerios: Champigny-St. André, Marigny German, Mont-de-Huisnes, Orglandes, Saint-Désir-de-Lisieux y este de La Cambe.

En 1954 empezó el traslado de los restos desde unos 1.400 puntos distintos, sumando 12.000 tumbas más a las que ya había. El cementerio se inaugura en 1961 y desde entonces 700 soldados más fueron encontrados, identificados y traídos aquí. En el túmulo que se levanta en el centro hay enterrados en una fosa común 207 cuerpos no identificados junto con 89 cuyos nombres aparecen en una inscripción.

P1040680

La diferencia entre el Cementerio Alemán de La Cambe y el Cementerio Americano es una metáfora perfecta de la batalla de Normandía y por extensión del desenlace de la Segunda Guerra Mundial. El lugar de descanso de los vencedores es luminoso, positivo, glorificador y celebratorio. El de los vencidos es triste, gris, plúmbeo, y austero. Uno enaltece y da esperanza, el otro te oprime el corazón.

P1040674

Las lápidas cuadradas y planas transmiten una enorme pena y sientes que se disculpan por el simple hecho estar allí donde no debían. La frase grabada en el muro de la entrada parece confirmarlo: “Con su melancólica severidad, es un cementerio para soldados no todos los cuales habían decidido la causa o la lucha”.

P1040678

P1040679

Junto a la entrada hay una pequeña oficina de información algo desangelada, con ordenadores para buscar a los ocupantes de las tumbas en la base de datos, algunas fotos y un poco de la historia del cementerio. El acceso es libre.

8.- Cementerio de la Commonwealth de Bayeux

Situado a las afueras de la histórica ciudad de Bayeux, contiene 4.648 tumbas de soldados de la Commonwealth Británica y un Memorial con los nombres de 1.801más cuyos restos no fueron encontrados.  Es el cementerio más grande de los que acogen soldados caídos en las filas del entonces Imperio Británico.

P1040692

Al igual que en otros cementerios de los aliados, los terrenos sobre los que se asienta fueron cedidos a perpetuidad por Francia al Reino Unido como agradecimiento por el sacrificio de sus soldados para liberar el país. Como detalle curioso, junto a los soldados de la Commonwealth están enterrados 466 soldados alemanes. Frente a la explanada de las lápidas se levanta el Memorial, una sobria estructura de piedra blanca y con una pequeña columnata.

Por su extensión y diseño impresiona mucho menos que los cementerios alemán y americano. Está situado junto al Museo del Desembarco de Bayoux, al borde una carretera en los alrededores del pueblo, y en cierta manera pasa algo desapercibido. El acceso es libre todo el año.

P1040691

9.- Mémorial  de Caen

A las afueras de Caen se encuentra este enorme museo inaugurado en 1988 con ocasión del 44 aniversario del Día D. En él se hace un recorrido de las razones que desembocan en la SGM (Tratado de Versalles, auge de los totalitarismos en las décadas de los 20 y los 30), la guerra en sí y sus consecuencias (la Guerra Fría y la polarización del mundo en dos bloques). La parte dedicada a la Guerra Fría la abrieron en 2002. En el exterior hay 3 jardines-memoriales como homenaje a Estados Unidos, Reino Unido y Canadá.

P1040703

Para mí el Mémorial de Caen fue una pequeña decepción porque no era lo que me esperaba. Se supone que es una parte esencial de los lugares del Desembarco y no es exactamente así. El museo es muy extenso y completo (pasamos más de 4 horas recorriéndolo), pero intenta dar una visión global del conflicto, dejando apenas una sala para el Día D. Si lo que te interesa es la campaña de Normandía, el Museo del Desembarco de Utah Beach es mucho mejor.

P1040706

P1040715

P1040714

Aquí os dejo la web oficial con precios y horarios.

10.- Sword Beach

Los 8 kilómetros de playa que se extienden entre los pueblos de Ouistreham y Saint Aubin sur Mer recibieron el nombre clave de Sword Beach y fue el flanco Este del desembarco. El sector fue asignado el ejército británico y el objetivo último era Caen, la mayor ciudad de la Baja Normandía y centro neurálgico de la zona.

Las tropas desembarcaron alrededor de las 7:30am y encontraron muy poca resistencia. En apenas 45 minutos y casi sin bajas la playa había sido tomada y la lucha se había trasladado al interior. Sin embargo, el resto del día fue muy duro. Unas horas más tarde la 21 División Panzer alemana contraatacó,  consiguiendo llegar hasta la misma playa e infligiendo severas bajas a los británicos. Finalmente fueron rechazados y se replegaron de nuevo tierra adentro. Al final del Día D los logros habían sido espectaculares: 29.000 soldados desembarcados y multitud de vehículos. El ejército británico tuvo 683 bajas en total.

P1040485

La toma de Caen fue otra historia. La desesperada resistencia alemana hizo el avance lento, tortuoso y sangriento. Caen no caería hasta el 6 de agosto y para entonces la antes bonita ciudad medieval había sido arrasada y apenas quedaban un tercio de sus habitantes.

En la actualidad, no queda prácticamente nada en Sword Beach que atestigüe su importante pasado bélico. La playa es amplia, bonita y tranquila, con una larga hilera de cuidados cottages frente al mar. Las únicas pistas son los nombres de las calles y algunas estatuas y recordatorios a los caídos.

P1040483

Quizás la historia más conocida del desembarco en Sword sea la de Bill Millin, gaitero personal del escocés Lord Lovat, comandante de la Primera Brigada Especial. Siguiendo órdenes de Lord Lovat y vestido con el típico kilt escocés , Bill bajó en la primera oleada con su gaita, tocando para animar a sus compañeros mientras las balas silbaban a su alrededor. Francotiradores alemanes capturados le confesaron más tarde que no le abatieron porque pensaron que estaba loco. En junio de 2013 pusieron una estatua suya junto a la playa y su gaita descansa en el cercano Museo del Puente Pegasus.

Todos los posts sobre los lugares del Día D