Battersea Power Station: el icono abandonado

Hace unas pocas semanas, a mediados de febrero, Londres volvió a ver como uno de sus edificios más legendarios era puesto en venta. Una vez más, y van cuatro. A los casi 30 años de su cierre, la mítica central eléctrica de Battersea (Battersea Power Station) languidece en un erial junto al rio Támesis, en lo que podría ser una imagen de una película de apocalipsis post-industrial. El edificio de ladrillo más grande de Europa probablemente se siente huérfano y abandonado mientras sueña con un destino tan glamouroso como el de su hermana pequeña, la Bankside Power Station, reinventada como la Tate Modern con enorme éxito desde hace más de una década.