Guía: Eslovenia (occidental) en 5 paradas: (I) Ljubjana y Bled

Eslovenia ha sido fue una de las sorpresas más agradables que he tenido viajando. En primavera de 2005 pasé unos días recorriendo en un coche alquilado la parte occidental del país. Sin saber muy bien que esperarme (aunque me habían hablado muy bien), me acabó pareciendo una pequeña joya con muchos sitios estupendos que ver. Su reducido tamaño (20.000 Km2) hace que sea fácil visitarla, pudiendo cruzar un puerto alpino al mediodía y bañarte en al Adriático apenas un par de horas después.