1.- Walking the Amazon de Ed Stafford

ES WtA

En 2012 asistí a unas charlas motivacionales de mi empresa. Algunos de los ponentes fueron mejores que otros, pero uno de ellos fue sensacional: Ed Stafford, la única persona que ha recorrido la longitud completa del Amazonas a pie.

Me lo pasé tan bien durante la charla y hablando un poco con él al terminarla que decidí leerme su libro. La verdad es que para entonces ya se había hecho muy famoso en UK, habiendo salido en prensa y TV con frecuencia, pero como no tenía tele y no leo demasiada prensa inglesa pues no sabía quién era. Shame on me.

La hazaña de Stafford es superlativa, pasando 860 días (¡más de dos años!) caminando. Primero por los Andes en Perú, pero la mayor parte del tiempo en la selva profunda. Mosquitos, caimanes, anacondas, serpientes venenosas, parásitos de todo tipo, zonas controladas por los carteles de la droga…magníficos compañeros de viaje para cualquiera.

El libro es muy ameno y directo. Stafford sabe que lo importante y lo que interesa a la gente que lee un libro como el suyo es el fondo más que las formas y lo cuenta en un estilo sencillo y, sobre todo, huyendo de grandilocuencias y dramatizaciones constantes, algo que se agradece mucho.

Además cuenta al detalle sus depresiones, pesares, traumas y agobios, no sólo los buenos momentos o los éxitos. Quizás como único “pero” es que al principio va un poco lento explayándose demasiado en las peleas que tiene con la persona con la que inicia la expedición (Luke) y que hacen que éste la acabe abandonando tras 3 meses.

Muy recomendable si quieres conocer mejor la verdad de la vida en el Amazonas y darte cuenta hasta qué punto alguna gente tiene voluntad de hierro, aparte de lo tremendamente complicado de su gesta. Está traducido al castellano.

2.- It’s a Good Life, If You Don’t Weaken: A Picture Novella de Seth

Seth

Novela gráfica del bastante conocido Seth.

El autor nos cuenta su búsqueda de información sobre un desconocido y olvidado historietista de la revista New Yorker. Durante dicha búsqueda conocemos sus reflexiones y opiniones sobre la vida, la sociedad y el mundo, así como a su familia, amigos y amantes.

Seth es un tío depresivo, poco sociable y muy tendente a la negatividad. Además vive obsesionado con el pasado, en el que le gustaría vivir, ya que se siente fuera de lugar en la Canadá de los 80.

Tenía expectativas altas por buenas referencias, pero no acabé de meterme en la historia. No es que no sea buena, pero esperaba más. Me resultó difícil conectar con su visión de las cosas e interesarme del todo en la búsqueda del tal Kalo. Me gustaron las viñetas, tendentes al minimalismo pero capaces de explicar la historia y el entorno de ésta de manera sobresaliente.

3.- Miller & Pynchon de Leopold Maurer

MyP

La historia de 2 agrimensores de personalidades muy distintas: uno formal y atormentado, el otro compulsivo y obsesionado con el sexo. Dividido en 20 historias cortas a modo de fábulas surrealistas, se deja leer bien y tiene momentos curiosos, aunque no es nada del otro mundo. Entretenida a secas.

4.- Aaron and Ahmed: a love story de Jay Cantor y otros

AyA

Un cómic extraño e intenso que deja un regusto a historia desperdiciada. La idea de fondo es contar como “se hace” un terrorista suicida. El comienzo es más académico y resulta brutal y desasosegante. Por la mitad la historia se vuelve más y más difusa, rebuscada y compleja, lo que me hizo salirme bastante. Recomendable a pesar de que va de más a menos.

5.- Sunset Park de Paul Auster

SP de PA

Otrora uno de mis escritores favoritos (“La noche del oráculo”, “El palacio de la luna”, “El libro de las ilusiones”), la decadencia de Auster en la última década es incuestionable. Tras remontar con “Invisible” la profunda sima de “Viajes desde el Scriptorium” y “Un hombre en la oscuridad”, “Sunset Park” llega al aprobado, pero algo raspado.

Aun manejando sus temas de siempre (el azar, la culpa, las apreturas económicas) la historia no me acabó de convencer. Las muchas menciones al baseball y un final un poco brusco e incierto tampoco ayudaron. A cambio me parece que se esforzó más de lo habitual en desarrollar los personajes y dotarlos de humanidad.

Entretenido, se lee fácil, algún momento bueno pero lejos de sus mejores obras y fácilmente olvidable.

6.- Esperando a los bárbaros de JM Coetzee

EB

Siendo una especie de clásico moderno, me animé a leerlo por las buenas críticas de conocidos y las muchas recomendaciones.

Una novela que roza el ensayo en ocasiones y que trata un amplio espectro de situaciones y emociones: violencia, remordimiento, cobardía, deseo, humillación, colonialismo, miedo a lo desconocido, vejez, aprendizaje histórico…todo con el ineludible eco del apartheid de fondo.

Coetzee domina el lenguaje y se nota, con una prosa elegante y directa. La historia engancha y se lee bien a pesar de su indudable profundidad. Aunque algunas partes me interesaron más que otras, es un libro que deja poso y que te hace volver mentalmente a él una y otra vez tras haberlo acabado. Leeré mas de Coetzee.

7.- El invierno de Frankie Machine de Don Winslow

FM

El libro que Don Winslow escribió después del durísimo y magnífico “El poder del perro”. A mí me ha parecido una especie de bestseller de calidad: entras fácil, cuesta soltarlo, la historia está bien vertebrada, los personajes son atractivos y está bien escrito.

Como punto negativo quizás el que sea una historia ya varias veces leída y algun ¿inevitable?  cliché. Pero los puntos positivos son muchos más, especialmente el trepidante ritmo y que como fondo te cuenten la historia y los diferentes negocios del crimen organizado en la costa oeste de EEUU.

Muy recomendable: un thriller sin pretensiones pero bastante por encima de la media

8.- The long, hot winter. A year in the life of the Portland Trail Blazers de Rick Adelman

LHW Blazers

El entonces entrenador de los Portland Trail Blazers, Rick Adelman, nos cuenta en primera persona la temporada 90/91 de su equipo. Esos Blazers venían de perder las finales de 1990 contra Detroit y partían como grandes favoritos a repetir final e intentar ganar el título. Al final se quedaron un escalón por debajo perdiendo contra los Lakers la WCF tras haber ganado la Conferencia Oeste y la División Pacifico en la Regular Season.

A diferencia de otros libros similares que cuentan la temporada a posteriori, Adelman escribe un diario con sus impresiones después de cada uno de los partidos. Eso le aporta frescura porque quita filtros. Adelman habla (y despotrica a veces) sobre árbitros, jugadores, calendario, entrenamientos, fans buenos y pelmazos, la Blazermania, días buenos y malos…

Por otra parte esa inmediatez hace que el lenguaje sea poco elaborado, algo plano y repetitivo y algunos comentarios interesantes estén un poco menos en profundidad de lo que me hubiese gustado.

Ese equipo de Portland, que repetiría final al año siguiente, es conocidísimo: Porter, Drexler, Kersey, Buck Williams, Kevin Duckworth, Cliff Robinson, Danny Ainge…y Petrovic.  . Eso lo hace más interesante ya que es fácil recordar y seguir a los jugadores.

Drazen empieza la temporada con ellos pero le traspasan a NJ a mitad de RS. A pesar de sus claros prejuicios (los europeos son unos blandengues y nunca serán estrellas de la NBA), Adelman da bastante el clavo en lo que se refiere a él: Petrovic y su agente no hacen más que ir a la prensa lloriqueando por minutos y así no va a conseguir nada, Petrovic en Europa aglutina muchísimo el balón y en la NBA eso nunca va a pasar, con lo que tiene que reconvertirse en un catch&shoot player si quiere hacer carrera en la liga. Eso y ponerse fuerte para dar la talla en defensa. Esas son las dos cosas que hizo Drazen en NJ para llegar donde lo hizo. Claro, que también dice tajantemente que nunca será una estrella de la Liga. En menos de dos temporadas el genio de Sibenik le había callado la boca.

En resumen: un libro sencillo de leer, algo plano y quizás por debajo de la media en lo que se refiere a anuarios de equipos NBA. Pero interesante por la cantidad de jugadores conocidos que salen y por ver el día a día de un equipo puntero de la NBA desde dentro.

9.- Chocolate Thunder: The Uncensored Life and Times of Darryl Dawkins de Darryl Dawkins y Charley Rosen

DD

La biografía del para muchos mejor showman que la NBA haya dado y además el primer jugador en saltar del instituto a la NBA, prometía mucho si de verdad se mojaba. Y vaya si lo hace. De baloncesto en sí no hay mucho, pero de intrahistorias, anécdotas de vestuario e interioridades de la NBA hay muchísimo. Y eso es lo que yo buscaba.

El “Trueno de Chocolate” le da un repaso a la época más salvaje y descontrolada de la NBA, cuando la coca campaba a sus anchas, las fiestas eran inacabables y el basket pro era bastante menos mediático. Dawkins habla de todos sus compañeros y entrenadores, dando nombres y apellidos y sin cortarse en decir lo que piensa.

Se mete además a saco en el tema de las drogas, empezando por las que él mismo tomaba. El libro está plagado de anécdotas interesantes: como la caza y captura de la NBA a Michael Ray Richardson. O que el padre de Mike Bibby era el rey de los pussy hunters. O que le echaron de Utah Jazz por quitarle la shorva a Karl Malone y ser más gracioso que Layden

Todo depende de la credibilidad que se le quiera dar. Pero que queréis que os diga, salvo algunas sobradas y ajustes de cuentas, en general me parece un tío sincero y sin pelos en la lengua. También repasa sus años en Italia y su temporada en los Globbertrotters. Los únicos peros a un libro entretenido y jugoso son los momentos de auto justificación: Dawkins escuda cada fracaso en las finales diciendo que tenía que haber jugado más y recibir más balones. Bueno, y el último par de capítulos son dignos de teletienda intentando venderse como entrenador serio para que lo contrate alguien en la NBA en el futuro.

Facilísimo de leer y muy recomendable, seas un gran fan del personaje o no.

10.- 101 historias NBA: relatos de gloria y tragedia de Gonzalo Vázquez

101 H NBA

El gran Gonzalo cuenta 101 historias de la NBA y sus protagonistas, abarcando todo tipo de temas, épocas y situaciones. Lo mejor, en mi opinión, es que todos y cada uno de los episodios transmiten el amor apasionado de Gonzalo por la NBA y el baloncesto. Imposible no rendirse a algo que sale del corazón y además está relatado con su habitual maestría y dominio del lenguaje.

Su vasto conocimiento de la competición le permite elegir historias tan dispares que, aunque el baloncesto sea el hilo conductor, nunca cansan y no parece que estés leyendo del mismo tema. Muy bien elegidas la primera y la última como homenaje al Creador. El libro contiene lo que en mi opinión son ya clásicos del baloncesto online en castellano: la última noche de Bias, los problemas de Haywood en los Lakers, el triste final de Bison Dele, trazos de la jungla de la ABA…no falta ninguna.

La única pega que le puedo poner no es tal: como ávido lector de los trabajos de Gonzalo, ya había leído la gran mayoría. Pero es un lujo poder releerlas en papel y lejos del zumbido del ordenador. Envidio a los que nunca las hayan leído y las encuentren aquí por primera vez. Imprescindible.

11.- Americus de JD Hill y MK Reed

Americus

Una entretenida novela gráfica sobre la adolescencia, el amor a los libros y la intolerancia religiosa. En el bible belt de EEUU, un chico tímido que pasa del colegio al instituto y que encuentra refugio en los libros, ve como algunas madres meapilas quieren prohibir de la biblioteca municipal sus novelas favoritas por ser historias juveniles de magia y brujas (en un claro guiño a Harry Potter).

12.- Summer Blonde de Adrian Tomine

summer blonde

Otra novela gráfica. 4 historias independientes con temas comunes: gente joven inadaptada socialmente y que tienen problemas encajando en la sociedad que les rodea. Es lo que más me ha gustado hasta ahora de lo que he leído del reputado Tomine. Las 4 historias son interesantes, amargas y dejan un poso incómodo pero sin ser forzadas.

 13.- El año de la liebre de Arto Paasilinna

AP

Una novela casi legendaria en Finlandia y quizás la más conocida de la literatura finlandesa fuera del país. Un periodista frustrado con su vida adopta a una liebre herida como mascota y decide empezar una nueva etapa vital más en contacto con la naturaleza. Paasilinna aprovecha las aventuras de la extraña pareja para hacer una radiografía de su país y dejar notas humorísticas y reflexiones sobre la vida en general. Inteligente, incisiva y ácida a ratos pero siempre muy humana y cálida. Muy recomendable.

14.- La solucion final de Michael Chabon

SF

El homenaje de Chabon a Holmes deja un libro exquisito del que estoy seguro que el mismísimo Conan Doyle hubiese estado orgulloso de haber firmado. Una pequeña gran historia que atrapa desde el principio y una recreación llena de amor y admiración de la vejez de Holmes. Otra muestra breve pero intensa del gran talento de Chabon.

15.- Blacksad de J. Guarnido y J. Diaz Canales

blacksad

Blacksad es un detective privado que cumple con todos los clichés posibles del género pero que tiene la particularidad de ser un gato antropomorfo. Vive en una América de los 50 en las que sus habitantes son también animales. Multipremiada y muy conocida novela gráfica que me ha parecido serie negra de la buena. Los dibujos son magníficos y las historias interesantes y bien desarrolladas. Fama más que justificada. Este volumen tiene las 3 primeras historias de la saga de Blacksad.

16.- Black Hole de Charles Burns

BH

Otra novela gráfica multipremiada que además se ha ganado estatus de culto con el tiempo. La historia se mete en la cabeza de 4 adolescentes que, o han contraído, o van a contraer, una extraña enfermedad que se propaga al tener contacto sexual. Solo afecta a adolescentes y no a todos por igual. Unos quedan totalmente desfigurados y otros apenas presentan síntomas visibles.

Cuesta meterse en la historia, en los dibujos y en la forma de contar cosas de Burns. Pero poco a poco te va atrapando y consigue transmitir muchas cosas: asco, líbido, exclusión, lástima…

Poliédrica, pienso volver a leerla para captar los muchos detalles que se me han escapado ahora que, al acabarla, la entiendo mejor. Quizás no para todos los públicos, pero un cómic complejo y oscuro que expande el género.

17.- Blacksad: a silent hell de J. Guarnido y J Díaz Canales

blacksad 2

Cuarta entrega de las aventuras del felino detective privado. Esta vez le toca resolver un caso en la pecaminosa y exótica (para los yankees) Nueva Orleans. Mantiene el nivel tanto en las viñetas como en el guión, introduciendo personajes algo más ambiguos en la trama, lo que se agradece.

El único “pero” es que la historieta es muy corta y la mitad del libro la usan para contar el “making of”, lo que para un muy aficionado me imagino que es muy interesante, pero que a mí me da igual.

18.- The Wolf of Wall Street de Jordan Belfort

TWoWA

Tras ver la película, que me gustó bastante, tenía cierta curiosidad por saber si era fiel al libro. Y en parte si lo es, ya que cuenta todas las anécdotas del desmadre (drogas, pvtas, dinero, excesos bíblicos).

Pero el libro sorprende, ya que Belfort entra en bastantes detalles de la parte de sus tejemanejes  económicos y empresariales del asunto: como torear a legisladores, IRS y clientes y destruir a “enemigos”. Da la impresión de que se arrepiente cero de todo aquello y que, más bien, está muy orgulloso de sus logros aunque acabase mal.

Las otras dos cosas en la que el libro cuenta más que en la peli es su vida familiar (su relación de amor odio con su mujer es de frenopático) y sus increíbles despilfarros económicos, que rayan en lo pornográfico.

Una lectura entretenida y que complementa a la película, pero sobre todo te da una visión del desmadre financiero de Wall Street en los 90. Si al acabar el libro no odias a la “neutral” Suiza es que tienes una cuenta allí.

20.- Tokyo de Mo Haider

Tokyonovel

Una chica británica que acaba de salir de un sanatorio mental llega a Tokyo con sus escasas pertenencias metidas en una pequeña mochila. Lleva una década obsesionada con la Masacre de Nanking, ocurrida en 1937, y busca a un profesor chino que se supone que tiene información desconocida hasta entonces sobre las brutalidades de los japoneses durante la guerra.

Hay dos historias paralelas (la de la chica en los 90 intentando resolver el misterio y ganarse la vida como azafata en un club nocturno japonés y el flashback en el que el profesor chino nos cuenta sus experiencias durante la toma de Nanking) que van convergiendo y entrelazándose cada vez más a pesar de la distancia temporal que las separa.

Un thriller interesante, bien ambientado y documentado, cuya única pega es pecar de demasiado efectista en bastantes ocasiones. Da una visión de la vida de los extranjeros que intentan ganarse la vida en Japón como pueden (algo que la autora hizo en los 90). Y por supuesto habla sin tapujos de un tema que sigue siendo tabú en Japón y cuyos ecos aun enturbian las relaciones chino-japonesas en nuestros días.

No está traducido al castellano que yo sepa

 21.- Showtime: Magic, Kareem, Riley, and the Los Angeles Lakers Dynasty of the 1980s de Jeff Pearlman

Showtime

Bueno, pues uno que pasa directamente a mi olimpo de libros de baloncesto. Y por la puerta grande.

Pearlman hace un recorrido exhaustivo hasta decir basta de la década prodigiosa de los Lakers y su Showtime, tomando como punto de inicio la compra del equipo por Jerry Buss y cerrando el telón con la conferencia de prensa de Magic anunciando que era portador del HIV.

Pearlman huye tanto de la hagiografía como del sensacionalismo e intenta dar todos los puntos de vista, incluyendo las inevitables evoluciones de “majete a jopvta” (Riley) y los claroscuros de todas y cada una de las estrellas (Magic, Kareem, Worthy, Nixon…pero también West por ejemplo).

No se casa con nadie y entra en detalle y profundidad sobre las dinámicas internas del vestuario, los jugadores cánceres, los aciertos, los fallos…los pequeños y grandes detalles que separan el éxito del fracaso…

El libro es extenso (uno de sus grandes aciertos) pero se hace cortísimo. Hay capítulos o trozos  dedicados a jugadores marginales que aportan una barbaridad (el de Edgar Jones o el de Landsberger, al que todos definen como el tío más tonto/simplote que han conocido en su vida).

El baloncesto es el hilo conductor y el tema principal, pero no se corta a la hora de pasar por temas espinosos: las drogas, las chicas, las fiestas, como era ser una “esposa laker”…

Y lo mejor es que está bien escrito y se lee como un best seller. No echa en falta la complejidad de un Halberstam por ejemplo y está a años luz de juntaletras tipo Marca como Cameron Stauth.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre los Lakers de los 80 y mucho, muchísimo más. Uno para no perderse, aunque seas de acérrimo de los Celtics.

22.- Sleepwalk de Adrian Tomine

sleepwalk

Sleepwalk es una colección de historias cortas no relacionadas entre sí aunque con temas subyacentes comunes: soledad, inadaptación, dificultad para encajar en la sociedad, tristeza…

Tomine se empeña en demostrarnos que la gente que se cruza con nosotros y que se supone que viven existencias puramente ordinarias tienen algo más bajo la superficie. Las historias son intensas e incómodas. Cada vez me gusta más Tomine, se ve que le voy cogiendo el punto a su forma de contar cosas.

23.- Johnny Cash – I See a Darkness de Reinhard Kleist

johnny cash

Un resumen de la vida del gran Cash, centrándose en su infancia, subida a la fama, caída en las drogas y redención via June Carter y el concierto en Folsom Prison. El epílogo es durante la grabación de sus postreros discos con el productor Rubin.

A pesar de no contar nada nuevo si ya conocías medianamente bien la figura de Cash, acierta de pleno tanto en la forma de contar la historia (huyendo de la hagiografía y presentando al personaje con sus contradicciones y aristas) como en el estilo de dibujo (desgarrado, seco, austero y por supuesto, en blanco y muy negro). Muy recomendable

 24.- The Hunters de James Salter

the hunters

Guerra de Corea. Los nuevos F-86 Sabre han llegado al frente y por fin la USAF puede plantar cara a los legendarios MIG-15. Cleve Connell, un renombrado piloto, llega a uno de los escuadrones “caza MIGs”. Derribar a uno o más MIGs lo es todo para los pilotos. Nada más importa.

Salter, expiloto de Sabres en la guerra de Corea, usa su experiencia sobre los cielos coreanos para meternos en la piel, el cerebro y las entrañas de aquellos pilotos. Pero el escuadrón es un espejo mismo de la vida: ambiciones, envidias, miedos, camaraderia, desencuentros, dudas existenciales, vida y muerte.

El Pulitzer Richard Ford ha dicho del casi nonagenario Salter que sus frases son mejores que las de cualquier otro escritor en inglés vivo. No sé si llegará a eso, pero en mi opinión tienen la precisión de los relojes de los aviones, la agilidad de un MIG acechando el objetivo y la ligereza de la atmósfera a 40.000 pies.

El libro, considerado ampliamente entre lo mejor de la literatura bélica de la segunda mitad del siglo XX, es magnífico. Te metes en la historia desde el principio y las escenas tanto de combates como de la evolución vital de Cleve son de las que te ponen los nudillos blancos. No me parece un libro de guerra simplemente, es un tratado lleno de sabiduría sobre la condición humana. Imprescindible.

25.- Indigno de ser humano de Osamu Dazai

Indigno

Empecemos diciendo que esta no es una novela cualquiera. Escrita en 1948 con el país aún en ruinas, es la segunda más vendida en la historia de la literatura japonesa tras “Kokoro” de Natsume Soseki (lectura obligada durante la escuela en Japón). Y sin embargo lo tiene todo para no ser un best seller.

De claros trazos autobiográficos, Dezai nos habla de la espiral autodestructiva de un tal Yozo Oba relatada en primera persona. Desde que tiene uso de razón Yozo está aterrorizado por el resto de los seres humanos y las reglas que ellos llaman “sociedad”, que le resultan incomprensibles y extraños. Incapaz de adaptarse o de tener empatía siendo él mismo, usa el humor y otros trucos como máscaras mientras que interiormente sufre más y más y se siente totalmente aislado.

Incómoda, honesta y dura, consigue el difícil reto de que veas las cosas desde su punto de vista y que entiendas (más o menos) lo que le lleva a sentirse “descalificado de ser humano”, que es la traducción literal del título japonés (人間失格 Ningen Shikkaku).

Cual Ian Curtis validando su obra décadas después, al poco de terminar la novela Dezai hizo un pacto de suicidio con su entonces novia y se quitó de en medio, dándole un aura mística que aún perdura en Japón.

Muy recomendable y, hasta cierto punto, toda una experiencia si te metes en ella.

26.- Una llama misteriosa (Berlin Noir 5) de Phillip Kerr

Una llama misteriosa

Quinto libro de las peripecias de Bernie Ghunter. Esta vez le seguimos a Argentina a principios de los 50 para resolver un caso en el vergonzoso y putrefacto exilio nazi en los dominios de Perón. Kerr mantiene el buen nivel del cuarto o incluso lo sube. Dos historias muy interesantes contadas en paralelo a través de un flashback a 1932. Una vez más, la trama es buena y vemos como Ghunter se las arregla para interaccionar con un montón de personajes históricos reales. De los mejores de la saga.

27.- Si los muertos no resucitan (Berlin Noir 6) de Phillip Kerr

BN6

Con el buen sabor de boca del quinto de la serie me metí del tirón con el sexto.

Y ha sido algo decepcionante. Dividido de nuevo en dos historias en países y ambientes diferentes pero conectadas entre sí, su mayor defecto es que le cuesta arrancar. Al principio de la primera historia (Berlin, 1934) Kerr se recrea mucho en contarnos el ambiente berlinés del ascenso nazi y previo a los juegos del 36 y la trama se vuelve perezosa. Dado que ya había tocado el tema de sobra en otros libros, me pareció algo repetitivo.

En su favor hay que decir que va de menos a más, y una vez que se centra en la trama, se vuelve bastante más interesante. Tampoco creo que le sienten bien las 50-100 páginas de más respecto a otras novelas de la serie.

En la parte baja del pelotón de Berlin Noir pero aun así entretenido de leer, como todos.

28.- Ode to Kirihito de Osamu Tezuka (Releido)

kirihito

Entre libro y libro me volví a leer una de las novelas gráficas del llamado “padrino del manga”, el gran Osamu Tezuka.

En un remoto poblado japonés se descubre una enfermedad que, según avanza, condena a los que la sufren a tener aspecto de perro. No hay cura ni se sabe el origen. Kirihito Osanai, un joven y brillante doctor de una universidad de Tokyo es enviado al pueblo a investigar.

De lo mejor que he leído de Tezuka y en su línea: dura, cruel bastantes veces, oscura y con personajes de muchas aristas en los que cabe tanto el bien como el mal. A pesar de algunos giros un poco folletinescos, la historia es sólida y muy interesante, con constantes reflexiones sobre cómo nos vemos nosotros y como nos perciben los demás.

Escrita a principios de los 70, se nota que no tiene la necesidad actual de ser políticamente correcta y eso le sienta bien. Muy recomendable. Está traducida al castellano.

29.- El cadillac de Big Bopper de Jim Dodge

Cadillac de Big Bopper

George trabaja conduciendo una grúa y vive a tope el San Francisco de los beatniks. Una concatenación de eventos le enviarán en un extraño viaje a la tumba del Big Bopper. Seguimos a George en dos caminos diferentes: el exterior en el que se encuentra a todo tipo de personajes a cual más sorprendente, y el interior, en el que su frágil mente va perdiendo el control poco a poco.

Un libro muy original y en cierta manera de culto en el que, a través de su protagonista, Jim Dodge rinde un homenaje a los clásicos del Rock y a los viajes existenciales para conocerse mejor a uno mismo. Aunque me ha gustado bastante, me parece que va de más a menos. Los primeros dos tercios del libro son magníficos y se leen con fruición, pero en el último tercio los pensamientos de George ocupan cada vez más espacio y pueden ser farragosos y pesados de seguir a no ser que estés hasta arriba de anfetas como él.

Aun así bastante recomendable, especialmente si te gusta la música o tienes idealizados los 60 en USA.

30.- Anaconda de Alberto Vázquez-Figueroa (Releido)

anaconda

Anaconda es la biografía de AVF y su apodo cuando era más joven. Escrita a mediados de los 70 cuando prácticamente se retira del periodismo y pasa a ser el prolífico y exitoso escritor actual. Aunque quizás no demasiada gente lo recuerde, Vazquez-Figueroa fue corresponsal de prensa y un viajero empedernido durante casi dos décadas. Recorrió una y mil veces Latinoamérica y África, siendo además un pionero del submarinismo en España.

A pesar de que no todas estas biografías de viajeros-aventureros han envejecido bien (principalmente por culpa de internet y la facilidad actual para viajar), la de AVF sigue siendo muy entretenida y menos pretenciosa que otras (aunque tiene más de un momento pontificador y chirriante). El estilo es directo y sencillo, y se aprecia claramente el germen de sus libros más conocidos (Ébano, Tuareg, La Iguana…).

Yo la había leído de adolescente (mediados de los 80) y me había gustado (e inspirado) mucho. Algunos pasajes se me quedaron grabados, especialmente la parte que habla de la persistencia de la esclavitud en África en la actualidad, su infancia en Marruecos y su viaje a las Galápagos. Al volver a encontrarla poco menos que por casualidad, decidí echarle un ojo y la acabé del tirón. Me volvió a dejar buen sabor de boca, aunque haya partes claramente mejores que otras.

Recomendable si te gusta viajar y quieres ver cómo era el mundo en los 60 y 70. Imprescindible si te gustan sus libros.

Para cerrar el post y el círculo, dejo una frase de “Anaconda” que nos lleva directamente al primer libro de la lista:

“Africa puede recorrerse a pie sin más armas que un bastón, un machete y, en ocasiones, un rifle, pero nadie, absolutamente nadie en este mundo, podría atravesar a pie, llevase lo que llevase, la centésima parte de la selva amazónica”.

Contador de libros 2013

Contador de libros 2012

Todos los posts sobre libros